El presidente de CANATUR se refirió a la iniciativa para la supervivencia del sector que han presentado ante el Gobierno del Perú.

Esta tarde, el presidente de la Cámara Nacional de Turismo (CANATUR), Carlos Canales, se refirió al nuevo panorama que encuentra en el sector turístico tras las nuevas medidas anunciadas por el Presidente de la República, Martín Vizcarra, para hacer frente al avance del COVID-19 en el Perú. Asimismo, resaltó la importancia de las acciones realizadas en favor del alivio económico de las empresas del sector, pero descartó que estas fueran suficientes para asegurar la supervivencia de la industria en el periodo que dure la pandemia. 

“Definitivamente continuamos apoyando las medidas del Ejecutivo. La ampliación del estado de cuarentena es definitivamente otro golpe para el sector turismo, pero consideramos que ha sido necesaria por el incumplimiento de la propia sociedad civil, quienes continúan movilizándose por las calles sin ninguna justificación”, inició el presidente de CANATUR sobre el anuncio de ampliación del Estado de Emergencia por 13 días adicionales.

Canales resaltó las medidas adoptadas por el Ejecutivo para apoyar a las Mipymes en materia tributaria y económica frente a la crisis que vive el sector. “Encontramos la reprogramación de la renta; la incorporación al Fondo de Apoyo Empresarial que se ha dado con S/ 300 millones para todas las actividades; la ampliación a un tope de S/ 21 millones y ya no solamente a los 9 millones que era de las medianas empresas. Igualmente, generar un subsidio del 35% a aquellos trabajadores que ganen menos de S/ 1,500. Esto va a ayudar muchísimo, y hay que reglamentarlo a la brevedad posible. Estamos a puertas de fin de mes y sería importante que los trabajadores puedan acceder a este subsidio antes de este plazo”, indicó.

Sin embargo, el directivo destacó que estas medias no serán suficientes para asegurar la supervivencia del sector a largo plazo, ya que no se toma en cuenta a las grandes empresas. “En muchas ocasiones, una empresa de viaje se le llama grande por su facturación (entre los 300 millones de dólares), pero en estos casos no se toma en cuenta que sus utilidades reales son del 3% máximo. Estas empresas que no están recibiendo ingresos, a su vez subcontratan servicios de las Mypes o Pymes, al final las pequeñas y medianas empresas también se ven perjudicadas”, explicó. 

Ante esta problemática que afronta el sector, CANATUR presentó el día de hoy una carta dirigida a las autoridades del Gobierno en la que plantea un Plan Integral de Salvataje Financiero para el sector. “El plan consiste en una línea de crédito especial avalada en un 100% por el Estado y emitido por los bancos en favor de las empresas vinculadas a la actividad turística exclusivamente. Independientemente del tamaño de la empresa, la idea es que tengan acceso a una especie de préstamo que les permita decidir en que lo quieren invertir. Ya sea el pago de planillas, el pago de deudas con los proveedores o los clientes que cancelaron y piden remuneración. Las empresas de turismo requieren de un capital de trabajo que les asegure de alguna manera una reactivación futura de sus ingresos. A través de este plan, podrán destinar el fondo a lo que más necesiten en el momento, que puede ser un plan de promoción de sus destinos o servicios, algo en lo que estamos trabajando conjuntamente con Promperú. Para este fin, lo ideal sería contar con un fondo de aproximadamente 700 millones de dólares para la supervivencia del sector”. 

Cabe precisar que el mencionado plan ha sido enviado al Ministerio de Economía, al Presidente de la República, a la PCM y al MINCETUR. “Se trata de un plan innovador que no se diferencia del resto que se han presentado que contiene exoneraciones y licencias sin goce de haber, etc., las cuales se podrían dar en caso no funcione este plan en el sector”, afirmó. Igualmente, el presidente de CANATUR destacó las graves consecuencias que ha traído la pandemia del Coronavirus COVID-19 al sector Turismo. “Nosotros hemos sido los más castigados por este virus, tenemos una paralización inmediata a diferencia de los otros sectores comerciales. La recuperación no la veremos antes del próximo año. Lo que estamos proponiendo sirve para mantener activa nuestra actividad conservando a nuestros trabajadores y contribuyendo con nuestros proveedores”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here